EL Nuevo Impuesto

Recientemente sancionada por el Presidente de la República, la Ley de Financiamiento (Ley 1943 de 2018) pretende, entre otras cosas, obtener mayores recursos para costear el gasto público social. Para el efecto, una de sus principales armas consiste en combatir la tasa de informalidad que para el trimestre septiembre – diciembre de 2018 fue del 48,1% a nivel nacional.

Con ese objetivo fue diseñado el nuevo régimen simple de tributación (artículo 66), que es un modelo de tributación opcional de declaración anual y anticipo bimestral, que implica un impuesto unificado aplicable a aquellos contribuyentes que durante el año gravable anterior hayan obtenido ingresos inferiores a 80.000 UVT, es decir, aproximadamente 2.700 millones de pesos, para que a través de un tributo integral, declaren, liquiden y paguen los siguientes impuestos:

  1. Impuesto sobre la renta.
  2. Impuesto nacional al consumo (para servicios de expendio de comidas y bebidas).
  3. Impuesto de industria y comercio consolidado (incluyendo el impuesto complementario de avisos y tableros y las sobretasas bomberil).
  4. Aportes del empleador a pensiones, mediante el mecanismo del crédito tributario.
  5. Impuesto sobre las ventas (IVA) en el caso de actividades como pequeñas tiendas, mini mercados, peluquerías y pequeños comercios en general.
Scroll to top